Sant Jordi 2016

Nuevo final para el cuento:

“Al verle por primera vez, la Princesa sintió algo nuevo. Aquel Dragón no tenía nada de lo que solían decir los nobles del reino, solo era diferente. Era dulce, bueno y temía a la violencia de los humanos.

Mientras la miraba y acercándose con cuidado, el Dragón tampoco se quedó indiferente, la pureza en los ojos de la bella muchacha le tocó profundamente el corazón (sí, los dragones tienen corazón). El sabía que aquel era un encuentro muy especial.

Decidieron juntos escapar. La Princesa cansada de aquella gente sin personalidad que le enseñaba a portarse como un maniquí, sin voz ni voluntad y el Dragón, harto de ser juzgado y rechazado por un pueblo que nunca intentó conocerle de verdad.

Volaron muy alto a un lugar muy muy lejano y allí fueron felices, a su manera, inmersos en libros, canciones, poemas y silencio.”

Feliz Sant Jordi!!!!

Share Post :

más Proyectos

Deja un comentario